jueves, 4 de mayo de 2017

- Bel, despierta.. Estás llamando a Juan.. ¿Quién es ese?
- Juan Sin Miedo. Pasó por mi lado y me llevó hasta su cuento. No se asustaba por nada, pero yo sí, y por eso grité. Ni mirá atrás, ni a los lados. Él siempre adelante. 
Lástima no ser yo la princesa que se prometía; me habría rescatado yo solita y se habría ahorrado unos días el chico para dedicarmelos.
 Pero allí yo sólo abría la puerta del castillo cuando tocaba al portero el cartero comercial o cualquier otro. El último en llamar, repartía notificaciones y propaganda electoral... Y eso sí que da miedo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario